4 claves para mejorar tu autoestima

Claudia MolinaSin Categoría0 Comments

     Para empezar, quisiera definir el concepto de autoestima. Desde el punto de vista psicológico, se considera que es la valoración que hacemos de nosotros mismos sobre la base de las sensaciones y experiencias que hemos ido incorporando a lo largo de la vida. Según Branden “La autoestima es una poderosa fuerza dentro de cada uno de nosotros. Comprende mucho más que ese sentido innato de autovalía que presumiblemente es nuestro derecho al nacer, esa chispa que los psicoterapeutas o maestros intentamos avivar en aquellos con quienes trabajamos y que es solo la antesala de la autoestima. La autoestima es la experiencia de ser aptos para la vida y para las necesidades de la vida. Más específicamente consiste en: Confianza en nuestra capacidad de pensar y de afrontar los desafíos básicos de la vida, confianza en nuestro derecho de ser felices, y el sentimiento de ser digno, de merecer, de tener derecho a afirmar nuestras necesidades y gozar de los frutos de nuestros esfuerzos.”
     Es por esto que quiero mencionar algunas claves para tener una autoestima lo más equilibrada y sana posible.
1. Convierte lo negativo en positivo: ¡Nunca pierdas los deseos de pensar en positivo, así que a partir de ahora dale la vuelta a todo lo que parezca mal o que no tiene solución, veras como nuevas ideas y alternativas surgen de una situación que parecía no salir bien!  Enfócate en que destaque lo positivo reduciendo a su justa medida lo negativo.
2. No generalizar: Esto es sumamente importante, por ejemplo, haber salido mal en un examen, no significa que seas mal estudiante, o que tengas bajo coeficiente intelectual, para el próximo examen si estudias puedes salir mejor y obtener una mejor calificación, entonces te invito a no generalizar a partir de ciertas experiencias negativas que pudiste tener en algún ámbito específico de tu vida.  Es necesario el aceptar que es válido equivocarse, al igual es imprescindible corregirlo y asegurarse de que la próxima vez resulte mejor. Esto no quiere decir que en todos los aspectos de nuestra vida seamos “un desastre”. Además, evita culpabilizarte por situaciones que no dependen directamente de ti. Se mas lo objetivo posible.
3. Centrarnos en lo positivo: Te propongo que realices una lista de todas aquellas potencialidades, capacidades y aptitudes que tengas, repítelas frente al espejo diariamente. Si te cuesta realizar esa lista, piensa en que te hace sentir orgulloso (a). Además, pensamientos positivos ayudaran a reforzar tu alta estima, tales como: “Yo soy excelente en lo que hago”, “Puedo resolver las situaciones difíciles que se me presenten”, “Yo soy importante", “Yo valgo mi peso multiplicado por mil en oro”, “Yo soy capaz”, “Yo quiero salir adelante”. Evita pensamientos en extremo tales como “Es blanco o es negro”, “Estas conmigo o contra mí”, “Lo hago bien o mal” Recuerda que hay una gran gama de colores entre los polos.
4. Hacernos conscientes de los logros o éxitos:  Una manera efectiva de mejorar nuestra autoestima está relacionada con esa capacidad de “observar lo bueno” consiste en hacerte consciente de los logros o éxitos que tuviste en el pasado e intentar tener nuevos éxitos en el futuro, planea nuevos objetivos y ten nuevos proyectos. Entonces es momento de reconocer tus fortalezas y capacidades. ¡Elógiate! Y empieza a aceptarte y confiar en ti mismo.
     Tener una autoestima saludable es vital para vivir a plenitud, mejora la calidad de nuestra vida y también mejora nuestras relaciones con los que nos rodean, una autoestima sana nos da una sensación de bienestar y nos permite observar las cosas desde un punto de vista más equilibrado. Es importante que sepas lo que vales, ¡cuánto vales y que estés bien!
Referencias: Branden, Nathaniel El poder de la autoestima, ¿Cómo potenciar este importante recurso psicológico? Traducción de María v. Arauz. España: Editorial Páidos Ibérica S.A., 1992

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *