Cómo nos inspiramos a seguir nuestros sueños: una historia Xtrema

Claudia MolinaDestacados, Reflexiones0 Comments

   Pareciera que, en lugar de descubrir ingredientes secretos, se juntan convicciones, circunstancias y oportunidades para definir las historias de sueños alcanzados.
   Cada experiencia es distinta, las realidades por más similares que puedan ser, siempre tienen matices diferentes, tal vez no en la trama de la historia, pues por lo general detrás de esa actitud positiva y cara sonriente, nos encontramos con relatos de esfuerzos, sacrificios y mucha perseverancia, yo diría que lo decisivo de una historia inspiradora está en el comienzo, en el momento que nos damos cuenta que empezaremos un nuevo camino y todos los elementos que se presentan para tomar esa decisión.
    Podemos leer miles de consejos sobre optimismo, ir a cada charla motivacional que encontremos en la ciudad o devorarnos cualquier artículo inspirador que publiquen por allí, pero si en realidad no tenemos ese momento de decisión, de esclarecimiento, de comienzo, de definición, de abrir los ojos a lo que realmente queremos, de poco sirve el tiempo y el dinero invertido.
   El punto de partida para conservar una actitud positiva frente a la vida es saber lo que queremos. Una vez yo tenga definida mis metas y fortalezca mi convicción de llegar a ellas, las situaciones desafortunadas, los climas negativos y los momentos problemáticos se harán más fáciles de vivir, pues no quiere decir que no los vayamos a tener, solo cambiaremos la manera de afrontarlos que al final de cuentas es la gran diferencia.
   Saber a dónde quiero llegar me impulsa a seguir adelante, a probar nuevos planes, a mantenerme en movimiento y construir caminos… por el contrario cuando no he conseguido ese sentido constructivo, vivo paralizado dentro de mi zona de confort… y la verdad no se trata de grandes hazañas, no significa que mis objetivos deban estar enfocados a cambiar el curso de la humanidad, hablo de los logros en mi propia existencia, con esos que me siento feliz… por eso cada historia es única y hoy les he traído una totalmente inspiradora.

VenezuelaXtrema es un movimiento genuino, fresco y original producido por Lorena Rossi. Una iniciativa que nació en el 2014 pero vino formándose desde años atrás, cuando sus viajes por Venezuela comenzaron y la inspiración la invadió con cada paisaje natural que tenía la oportunidad de vivenciar. Desde allí decidió contar historias gráficas a través de sus cuentas sociales, ahora a través de ellas podemos apreciar los más hermosos espectáculos naturales y ser acompañantes de sus nuevas excursiones.
    La idea de compartir historias de sus recorridos surgió entre comentarios alentadores y circunstancias personales, desde el amor auténtico a sus tierras nativas hasta el verdadero autodescubrimiento. Ella misma no se admite como deportista, pero sus viajes hermosos, naturales y extremos, no solo le han exigido resistencia física sino también preparación técnica.
   Sus excursiones no siempre han ido bien, sobre todo las primeras estuvieron llenas de tropiezos técnicos, de poca comida y de desgate físico. Pero son estas mismas las que hicieron transformar su perspectiva, las que fueron llenando su cámara de fotos y su espíritu de reflexiones.
    Cada experiencia le ha traído sensaciones reveladoras para su propio aprendizaje, ha conocido sus propios límites, los ha retado y superado, no solo en sentido físico, le ha dado oportunidad de cuestionar incluso su mundo interno, pero el detalle que nos atrapa de su historia, es que con todo esto ha podido encontrar un sentido vocacional, Lorena ahora vive, trabaja y se motiva diariamente para realizar más viajes, conocer más rincones y compartir más historias. VenezuelaXtrema se ha convertido en su pasión y su trabajo soñado.

    La mayoría de las fotos que publica son tomadas con cámaras viajeras o su teléfono móvil, no es fotógrafa ni ha tomado clases de fotografía, y aunque no es atleta de alto rendimiento, entrena todos los días con gusto y dedicación: “Con eso intento demostrar que cualquier persona que se lo proponga y entrene un poco puede conocer esos lugares que muestro en la cuenta y que si una simple camarita captura una imagen espectacular, como sería estar ahí en vivo… a veces los paisajes son tan perfectos que no necesitan un lente maravilloso o filtros para embellecerlos” *LorenaRossi en el Pico Bolívar, Venezuela
    Desde entonces la cuenta empezó a tener buena receptividad, las imágenes nos transportan a la belleza de las tierras venezolanas y cada excursión definitivamente tiene historias cautivantes, repletas de aventura, perseverancia e inspiración. Recorridos extremos de caminatas largas, humedad o por el contrario frío, altura y hasta nieve son las narraciones que podemos encontrar con estas hermosas imágenes que ya a más de uno ha motivado para emprender los mismos caminos.

 “A mis 34 años descubrí que mi verdadera pasión es viajar por Venezuela, y cuando
haces algo que te apasiona lo haces con amor, no te aburres, no te cansas… por el contrario me ha hecho plantearme nuevas metas, nuevos viajes y nuevos desafíos porque siento la necesidad de mostrarle al mundo el orgullo que siento por esta tierra” *
     Y así llega la inspiración, cuando descubrimos un propósito que nos satisface, nos nutre y revitaliza, lo convertimos en la brújula que guía nuestros pasos. Lo curioso es que no siempre combina con nuestras circunstancias y en muchos casos usamos estas mismas como excusa para frenar nuestros propios sueños: el momento adecuado, el dinero, el tiempo o las cuentas que necesitan pagarse.
   En el caso de Lorena ha podido sacarle provecho a una pasión descubierta y combinarla con su trabajo actual (que por cierto paga sus cuentas, pero no tiene nada ver con VenezuelaXtrema) el hecho es que ahora tiene un proyecto de vida totalmente diferente al de cinco años atrás, en lugar de recortar sus alas, ha elegido moldear su vuelo al viento que recibe y va en dirección constante a buscar el que soplará a su favor.
      Precisamente es lo que yo recojo de esta historia, la convicción de querer hacer algo que amamos debe pesar más que las circunstancias desfavorables… en ese momento donde nos damos cuenta qué nos hace feliz es el mismo instante que deberíamos decidir dedicarnos a eso por el resto de nuestras vidas. Inspiración, convicción, perseverancia y creatividad; de abrirnos a nuestros sueños, de tomar decisiones congruentes a ellos, de no rendirnos ante los tropiezos y de inventar siempre nuevos caminos.
Enlaces interesantes
Conoce a VenezuelaXtrema por Instagram o Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *