Nómadas Digitales, la ilusión de la libertad.

Jose Daniel AguilarClínica, Destacados, Reflexiones0 Comments

En las últimas décadas y con el auge de las nuevas tecnologías de comunicación e información, han repuntado “nuevas formas” de trabajo y nuevas maneras de comunicar, también se han desarrollado nuevos productos como lo es la información en sí, que de forma digital es consumida por una parte de la población que ávidamente necesita encontrar nuevas ideas, nuevas perspectivas y posibles objetos para alcanzar o consumir.

De toda esta tendencia logro precisar al menos dos nuevas “maneras de ganarse la vida” que fascina a los jóvenes de nuestras sociedad occidental y que representan rutas alternativas de contratación económica. Por un lado están las personas que en su tiempo libre o de manera exclusiva se dedican al trabajo “Freelance”, como trabajadores independientes que de forma autónoma realizan una prestación de servicios de forma puntual; también están los llamados “Nómadas Digítales”, que son algunas personas que han decidido trabajar exclusivamente de manera independiente y que además mezclan este tipo de trabajo con un estilo de vida que les permite viajar, conocer nuevos lugares y además generar contenidos para internet.

Este último tipo de trabajo representa el “Top” de la independencia laboral. La idea principal es que un nómada digital pueda viajar por el mundo, generar contenidos y devengar “altas sumas” de dinero por ello, pero además se pueden entregar a sus pasiones e intereses, cultivar una vida con pocas restricciones, viajar, conocer lugares nuevos, divertirse, conocer muchas personas, en fin: ser “felices”. Desde mi punto de vista, son como una nueva versión de la llamada cultura hippie que invadió los años 60, con un poco mas de conciencia de productividad.

Vamos a analizar sucintamente las implicaciones psicológicas de esta nueva tendencia y las posibles consecuencias en el bienestar psicológico.

Por un lado creo que esta tendencia da cuenta de la flexibilidad en los canales de producción que han facilitados las nuevas tecnologías, ahora no es necesario tener un trabajo de 8 horas al día, 5 días a la semana para poder generar los recursos económicos indispensables para vivir. Ser FreeLancer y Nómada Digital, te permite administrar tu tiempo a tu gusto, distribuirlo entre tus pasiones, sacar tiempo para encuentros sociales; parece prometer una vida más relajada, sin tanto compromiso o restricciones laborales. Viajar por todo el mundo se escucha muy divertido, conocer nuevos lugares con un capital económico casi ilimitado (porque estarías trabajando y produciendo mientras viajas), no es una idea para nada despreciable.

Acá se evidencia una primera tendencia a la idealización de esta actividad, se nos presenta como si no tuviera cosas malas o muy pocas cosas que perder o poner en riesgo; por otro lado, además se evidencia que “compromiso” y “restricción” son manejados como sinónimos e interrelacionados, por ejemplo: “en la medida en que menos compromiso en mi horario tengo, menos restricciones”. Esta es la primera trampa.

La realidad para estas personas parece ser otra, toda esta “libertad” acarrea un sobre esfuerzo que no es habitual en los trabajos convencionales, se debe disponer de una alta capacidad para la organización y establecerse metas claras, también la disposición para poder inhibir las ganas de ir a la playa y echarte un chapuzón, por ejemplo, y dedicarse a trabajar cuando tienes que entregar una trabajo lo antes posible. Esto no pasa en los trabajos convencionales, si te dan ganas de ir a la playa o la piscina, lo planificas para el fin de semana, acá también debe haber inhibición y tolerancia a la frustración, pero creo que en los nómadas digitales es mas palpable; la inhibición parte de ellos mismos y no de un ambiente laboral que organiza y pone límites.

Por otro lado, estos trabajos muchas veces son pagados con pocos ingresos, ya que se estima que “tu trabajo”, lo puede hacer cualquier otra persona o cualquier otro FreeLancer, entonces no debería valer mucho, eso puede conllevar una herida en el propio narcisismo y además una devaluación de la capacidad productiva.

Siguiendo esta línea de ideas, estos trabajos en su mayoría, no establecen planes de seguridad como: jubilación, seguros de salud, caja de ahorros, prestaciones sociales entre otros, y además los gobiernos tienden a verlos “mal” porque generalmente no pagan impuestos ni aranceles tributarios.

Por ultimo estos trabajos tienden a “disfrazar” el nihilismo incipiente de la sociedad actual,  la consigna sería algo como: “Si puedo dedicarme a hacer lo que me gusta, ‘cuando yo quiera y como yo quiera’, entonces la vida ya no parecería tan vacía, tan aburrida”. Estos trabajos están repuntando en la llamada Generación Millennial; según algunas investigaciones son personas nacidas en las últimas dos décadas que, al estar expuestas a las nuevas tecnologías, poseen: gran entendimiento tecnológico, inventiva y creatividad pero poca tolerancia a la frustración y esperan recompensas inmediatas por sus mínimos esfuerzos.

Desde mi punto de vista, estos estilos de trabajo Nómadas Digitales o FreeLancer de tiempo completo, serían como una nueva tendencia de “adolescencia productiva”, donde se tiene la ilusión de libertad, de tener el control de su tiempo, ser productivo y viajar por todo el mundo. La gran dificultad se presentaría cuando emerja en la mente de estos sujetos otras condiciones como ralentización de su productividad y/o necesidades como establecerse en algún lugar, tener una familia, lo que llamaríamos “echar raíces”.

Acá la conflictiva nómada/sedentarismo sale a relucir de nuevo. Pareciera que estos nuevos nómadas digitales optan por un estilo de vida emocionante, aventurero y lleno de nuevas experiencias pero a la vez poco arraigado y que restringe la capacidad de establecer vínculos profundos y duraderos, con ausencia de metas duraderas a largo plazo optando por un hedonismo que endulza los sacrificios que tiene que realizar para sobrellevar este estilo de vida.

Mi intención no es juzgar este tipo de prácticas, sino ofrecer un panorama general sobre las ventajas y desventajas de este “nuevo movimiento” laboral.

Para conocer un poco más en este tema te invito a ver el documental de  DW Documental: Nómadas digitales – El mundo como lugar de trabajo.

Link: https://www.youtube.com/watch?v=2ejy-1bD2_4

 

Espero tus comentarios y opiniones.

Saludos.


Referencias:

¿Quiénes son los ‘millennials’ y por qué son una generación única? https://www.bbva.com/es/quienes-millennials-generacion-unica/

Antonio. G. Todo lo que he aprendido en 12 meses como nómada digital. ¡Inteligencia Viajera cumple dos años!

https://inteligenciaviajera.com/nomada-digital/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *