Redes sociales y narcisismo ¿Hay conexión?

Jose Daniel AguilarClínica, Destacados, Educación0 Comments

La intromisión de la tecnología en la vida moderna, con sus nuevos avances y su énfasis en la “virtualidad”, ha traído como consecuencia muchos beneficios como: la comunicación más fácil y expedita, la globalización y universalización de la información, la facilidad para la producción y enriquecimiento de nuevas ideas, que pueden tener efectos en avances médicos, de construcción, de apoyo social, etc. Todo esto ha sido muy bueno, pero por otro lado, todo está avalancha de nuevas tecnologías ha traído modificaciones en el psiquismo, en la manera de vivirse, identificarse y comunicarse con  los otros.

Algunos de los efectos que puedo ver más directamente en mi práctica clínica son los relacionados con la imagen que se tiene de sí mismo, en otras palabras, la idea de cómo nos vemos y cómo nos presentamos frente a los otros.

Esta imagen está conformada por las vivencias, las emociones, ideas y representaciones conscientes e inconscientes que tenemos de y sobre nosotros, por ejemplo, podemos ver a una persona que dice: “yo soy trabajador, honrado, sincero, cariñoso, buen padre, etc.” Todas estas son atribuciones que representan dos cosas: como se ve a sí mismo, pero a la vez sus propias ideales, es decir lo que valora y quiere ser, como quiere ser visto y valorado por los otros. Quizás para esta persona que se considera “sincero”, no se le haría fácil tolerar “mentiras” en la forma como se relaciona, las ideas que comparte en la pareja o en la familia.

Siguiendo esta línea de ideas, la forma como “me presento ante el otro” tiene que coincidir con lo que “soy”, si no es así, entonces puede haber un conflicto grave. Puede ser que esta persona pueda mentir en algún momento, pero esta mentira no debería ser TAN Grande como para que le haga tambalearse en sus propios ideales, es decir, que no exista o entre en conflicto.

Lo que está pasando cada vez más, es que la imagen de Sí Mismo e Ideales (“mis valores y lo que busco en mi vida”, narcisismo) se está “hipertrofiando”, se está engrandeciendo y puede alcanzar tales magnitudes que pasa a ser prácticamente imposible de cumplir.

Algo de esto se puede ver en la vida privada de algunas estrellas de la música o POP-stars que, luego de un periodo de fama y fortuna, tienen que esforzarse mucho más para poder seguir en esa cúspide y, cualquier fallo en este esfuerzo, los conduce a la depresión, episodios maníacos,  consumo de sustancia u otras enfermedades mentales. El problema está ahí, en su narcisismo.

Con al acceso a Instagran, Twitter, YouTube y otras redes sociales, el fenómeno descrito anteriormente se está “replicando” pero sobre la vida de personas que generan contenidos On-Line, que luchan y se esfuerzan para alcanzar el preciado LIKE, símbolo de valoración y aprecio del otro; de no ser así, se pueden topar con mucha frustración, malestar y dolor. En parte, este fenómeno, puede ser porque desde el narcisismo, el NO Ser Visto por los otros (“como yo quiero que me vean”) es algo similar a no existir, encubre una herida profunda que llega a generar mucho sufrimiento.

De acá se podrían concebir muchas más ideas, pero este pequeño artículo no pretende agotar el narcisismo y sus raíces; quizás también se encuentren términos solapados o entrelazados. Por ello, creo que es bueno dejar el tema abierto a la discusión, un poco para, si eres terapeuta: ¿has podido ver esto en tus pacientes? O ¿lo has sentido en tus acciones? Si eres una persona que valora mucho la virtualidad y las redes sociales: ¿has podido sentir frustración y esa ligera sensación de vacío cuando no te dan “like”? ¿Es esta una herida en tu narcisismo?

Todas estas, son ideas para seguir pensando, sintiendo y desarrollando. Saludos.


Referencias:

  • Freud, Sigmund. Obras completas. Volumen XIV: Trabajos sobre metapsicología, y otras obras (1914-1916), «Contribución a la historia del movimiento psicoanalítico». Capítulo II: Introducción del narcisismo (1914). Buenos Aires/Madrid: Amorrortu, 1979. ISBN 978-950-518-590-0
  • Green, André. Narcisismo De Vida, Narcisismo De Muerte. Amorrortu, 1999. ISBN 950-518-478-6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *